Agostinianos Recoletos
  • Home
  • Venezuela
  • Conozca el Seminario Nuestra Señora del Buen Consejo de Venezuela
Venezuela

Conozca el Seminario Nuestra Señora del Buen Consejo de Venezuela


Roberto Mason | Localizado em Palmira, Estado Táchira, el Seminario Nuestra Señora del Buen Consejo, casa de formacion de los Agustinos Recoletos en Venezuela, recibió el día 3 de julio de 1937 su primera piedra. La edificación, construida bajo la dirección técnica del maestro de obras Marco A. Calderón, hermano general de la Orden, fue concluida y bendecida el 12 de octubre de 1938.

La vida comunitaria se inicio el 1º de Febrero del año siguiente, 1939, con cuatro sacerdotes, tres coristas y tres novicios, a los que se sumarían, el 29 de mayo del mismo año, los estudiantes de la escuela apostólica San Agustín de Caracas, trasladados en busca de mejor clima y un sitio más apto para sus estudios.

Bajo la Protecciòn de La Madre

La familia agustiniana siempre ha sido fiel devota de la Madre de Dios y de los hombres, y la ha venerado a lo largo de su historia con diversas advocaciones que nos hablan del amor sincero, permanente y filial a la Virgen Madre; no en vano son hijos del gran Agustín que, imaginándose entre Jesucristo y María Santísima, dice en un arrobamiento de amor que no sabe a quién volverse.

Entre estas advocaciones descuella, por su ternura, la de Madre del Buen Consejo que, desde el siglo XV, viene enriqueciendo e irradiando su luz orientadora a toda la familia agustiniana y a toda la Iglesia, sobre todo desde su santuario de Genazzano, pueblo situado a unos sesenta kilómetros al sur de Roma.

La familia agustiniana ha llevado esta advocación a todo el mundo, y los agustinos recoletos se han preciado de proclamarla abogada y patrona de sus casas, parroquias, seminarios y colegios. En 1938 inauguraron, bajo el patrocinio de nuestra Señora del Buen Consejo, su flamante convento y seminario en el pueblo de Palmira, Táchira, Venezuela. 

Las manos de la Hna. Altagracia, franciscana del Sagrado Corazón y autora de la imagen, transformó un blanco lienzo en la preciosa imagen de la Madre del Buen Consejo que, desde entonces, ha presidido, guiado y tutelado este seminario y ha infundido en los que pasan por él una filial devoción a la Madre de Dios. La autora no sólo quiso plasmar en ella la ternura, amor y serenidad de la Madre, cuya mirada parece contemplar el insondable misterio de su Hijo, sino también la total confianza del niño Jesús, abrazado al cuello de su Madre y con una dulce mirada hacia los hermanos que le miran, como invitándolos a amar y a abandonarse, como Él, en el maternal regazo de María.

En esta pintura, la Hna. Altagracia occidentaliza la imagen primitiva oriental de la Virgen del Buen Consejo; la hace más asequible a nuestra sensibilidad: introduce algunos rasgos en ambos rostros, como la hermosa cabellera del Niño que lo hace de más edad; su mirada, casi sonriente, dirigida a los que le miran; la corona de rey sobre su cabeza, y ese abandono alegre y sereno en los brazos de su Madre. El rostro sosegado y meditabundo de María nos invita a la serenidad y contemplación, y en su cabeza de madre ostenta también la diadema de reina. Al pie de la imagen, la Hna. Altagracia coloca en latín el título: Mater Boni Consilii (Madre del Buen Consejo), y debajo de la imagen del Niño, la siguiente inscripción: “Hna. Altagracia – Franciscana del Sagrado Corazón – Caracas 9/38”

El Seminário y su entorno  académico y vocacional 2019-2020

El Seminario Nuestra Señora del Buen Consejo está estructurado por el equipo de formación: Fr. Alcidez Vásquez (Prior y presidente del equipo de formación), Fr. José Gabriel Rodríguez (vice-prior y Maestro), Fr Reynaldo Chirinos (Ecónomo y Vice-Maestro) y también en la comunidad de frailes se encuentra Fr Nerio Ramírez (Párroco de San Agatón) y el Vicario Parroquial Fr. José Luis Alonso.

En el inìcio del año académico 2019-2020, la comunidad recoleta acogio con gran alegría a los formandos: Jhon Cuenca, Elio Rincón, Adonis Rodríguez, Ernesto González, Bencir Morales, Leonardo Parra, José Ojeda y Adrián Quiroz los cuales desde el pasado 20 de agosto iniciaron su propedéutico intensivo y mes de adaptación para recibir finalmente el aspirantado como la primera etapa de su proceso formativo

Asimismo, el día domingo 22 de septiembre retornaron también los jóvenes: Rafael Durán, Carlos Sequera, Cristian Hernández, Gerardo Luzardo, Wilfredo Marchán, José Navas y Andrés Runque para continuar su formación como postulantes y se admitió a este grupo los formandos Johangel Rodríguez, William Vizcaíno, Kevin Sarcos, Leonardo Luquez y Yoenver Toro tras realizar su primer año de formación en esta casa.

Con estos 20 jóvenes se sigue apostando por el discernimiento vocacional en la configuración a Cristo y a la Santísima Virgen María bajo el ideal de nuestro padre San Agustín de Hipona siendo cada día más hermanos y creadores de comunión. Estamos seguros, que este año académico será de grandes frutos para nuestro Seminario. Contamos con tu oración.

Fray Roberto Mason

Noticias Relacionadas

FSARs Venezuela: Encuentro Nacional de Presidentes y Formadores

Roberto Mason

ARCORES, 3 anos na Venezuela: “A esperança dos pobres nunca se frustrará”

Roberto Mason

Seminario sobre prevención del abuso y la cultura de buen trato

Roberto Mason

A FSAR da Venezuela convida a celebrar Pentecostes em nossos lares e em família

Roberto Mason

Mensagem do prior provincial pelo dia de Santa Madalena de Nagazaki

Vanesa Pagiola

Los dircoms alistan cambios para la comunicación institucional de la Provincia

Nicolás Vigo

1 comentario

Avatar
Elisa Gotera novembro 25, 2019 at 3:13 am

Se agradece la traduccion en espanol, al igual facilitar los correos de las fsar para tener contactos fraternales atraves de este medio.

Respuesta

Deja un comentario